Lara: Las manos mágicas detrás de Indian Creek

Me encuentro nerviosa y feliz al momento de escribir este post ya que estoy inaugurando una de las categorías del blog que más me gusta y se denomina Magic Girls.
Este espacio es exclusivo para hablar sobre las mujeres que me inspiran a mí y que seguramente también las inspiren a ustedes.

Todos los meses voy a presentarles a una chica nueva que ya se encuentra difundiendo su magia en el universo, alguien que encontró lo que la hace feliz y empezó de a poco a dedicarse a ello. Les mostraré sus proyectos, pero me centraré en sus creadoras ya que sin su chispa esos proyectos no existirían, porque son una parte esencial de quiénes son.

 

Hoy tengo el honor de presentarles a Lara, el alma y las manos detrás de Indian Creek a quién tuve el placer de conocer el sábado pasado mientras brindaba su workshop de bordado inspirado en “Alice in Wonderland”, la maravillosa historia de Lewis Carroll.
La contacté para ser la primera persona de la que hablaría mucho antes de que Girls With Magic se pusiera en marcha, además de apreciarla como persona considero que es una gran artista. Sentía que tenía que estar en este proyecto y a su vez yo quería ser parte del suyo, creando contenido para compartirlo con ustedes.

 

Lara dibuja desde muy chiquita, cuenta que le gustaba hacerlo “todo el tiempo y en cualquier lugar” y que nunca tomó ningún curso sino que todo era a través de la experimentación, y mientras realizaba distintos trabajos (collages, pinturas, dibujos) iba descubriendo su arte. Al principio era un hobby, hasta que empezó a tener más lugar en su vida y consideró darle la importancia que se merecía. ¡Y lo bien que hizo!.

En 2016 tomó un curso de bordado ilustrado del cual salió un poco decepcionada porque simplemente había aprendido un punto, pero eso no la detuvo. Comenzó a intervenir sus ilustraciones con hilos y a trabajar con otros materiales, lo cual la apasionó inmediatamente y decidió especializarse en esta técnica.
Sus ilustraciones, si bien son una parte importante del bordado quedan en un segundo plano porque descubrió que trabajar con el hilo le genera una satisfacción inigualable y debido a esta pasión nace su marca Indian Creek.
Como dije anteriormente no podemos separar a la marca de su creadora porque ambas se fusionan.
Cuando le pregunté qué es para ella Indian Creek, me respondió que es el universo donde puede ser ella misma, a su manera, sin reglas y sin límites en sus creaciones. Es lo que le permite compartir con los demás la magia detrás del bordado y que puedan llevarse un pedacito de ella en cada creación.

Luego, un poco más seria cuenta que su trabajo es crear piezas de bordado únicas a través de sus ilustraciones, generando una impronta moderna para una actividad que parecía estar en el olvido. Y también es cierto.

El universo de los hilos y bastidores es donde ella se siente feliz y realizada, las horas se convierten en segundos porque ama lo que hace. Y como sabemos, cuando estamos sumergidos en lo que da magia a nuestras vidas el tiempo se desvanece.
Indica que no sólo es crear lo que la apasiona, sino que también (y quizás, sobre todo) compartirlo, por eso creo sus workshops donde comparte con otras mujeres, y también hombres, todos sus conocimientos sobre bordado.

Tuve la oportunidad de verla esparcir su magia el sábado en el local de Caro Prieto Interiors ubicado en Palermo. La pasión y las ganas que le dedica a enseñarle a cada uno me pareció increíble, no pasaba ningún detalle por alto.
Explicó cada uno de sus secretos, entre ellos cómo bordar remeras, dónde comprar bastidores, sobre qué tela es mejor bordar, qué lapiz usar para pasar las ilustraciones, y contó que cuando está cansada no suelen quedar muy prolijos los bordados del lado reverso.
No se guardó ni un sólo detalle, porque como dije anteriormente, le gusta compartir todos sus conocimientos. Lo que la hace sin dudas, una gran maestra.

Le pegunté dónde se imagina en diez años y respondió: “Me gustaría verme dedicándome de lleno a este proyecto. Todos los días me esfuerzo para que esto crezca más y más, así poder dedicarme a esto que me llena el alma de alegría. Hacer esto todos los días de mi vida sería mi sueño”.

Este sueño todos los días se va volviendo realidad porque el 7 de octubre brindará su primer taller de bordado en Rosario. Ya empezó a romper barreras y creo que nada puede detenerla.
Me pregunto cómo se sentiría Lara si no le hubiera dado importancia a su pasión, si se hubiera quedado solamente con las ideas en su cabeza y si no hubiera salido al mundo a compartirlo. Me alegra que haya decidido embellecer un poco nuestro mundo con sus creaciones y hacernos conocer su pasión.

Todas tenemos algo maravilloso que aportar al universo. Es importante darle valor a lo que nos hace felices y empezar a experimentar, como hizo Lara y ver hacia dónde nos lleva.
Si dejamos todas nuestras ideas en la cabeza y no las llevamos a la acción nunca vamos a saber hasta dónde podemos llegar, porque una vez que abrimos una puerta y vimos que dar el primer paso era posible vamos a poder caminar con más confianza y avanzar de a poco hacia nuestras metas.

Una mujer empoderada es la que trabaja su confianza y cree en ella misma esforzándose por sus sueños todos los días.

Démosle valor a quiénes somos y a lo que nos enciende y de esta manera vamos a ser imparables.

 

Lugar: Caro Prieto Interiors
Cosas ricas: Malasska
Ambientación: My Every Day Magic
Marca: Indian Creek